Ollas comunes

La campaña “Manos a la olla” se adaptó a la emergencia para asegurar el funcionamiento de las ollas comunes en las zonas más vulnerables de la ciudad. Las acciones comprenden el apoyo temporal con miras a la autogestión de estos espacios. La recuperación de alimentos permite dotar de raciones a una gran cantidad de la población.

34,967

raciones entregadas

76

ollas comunes capacitadas

83

asentamientos humanos